Month: septiembre 2014

Los fundadores deben devolver sus acciones: ¿Por qué vesting es en el mejor interés de tu emprendimiento?

Este post, Founders Should Give Their Stock Back: Why Vesting is in Your Startup’s Interest por Dan Shapiro, fue originalmente publicado en Pando. Traducido por Magma Partners.

Anda a los fundadores de un startup, y diles que quieres que devolver tus acciones. Diles que es en su mejor interés. Diles que pueden ganarlo de nuevo, si se quedan por un tiempo. ¿Suena loco? Probablemente a ellos sí. Sin embargo, extrañamente, es lo que hay que hacer.

Se trata de founder vesting, y empresas se destruyen regularmente por ignorarlo. Déjame explicarme con un hipotético …

Imagína AcmeCorp, un nuevo emprendimiento. Jack y Jill son los fundadores. Se incorporan y se dan cada uno un millón de acciones – en otras palabras, dividen la compañía 50/50. Al día siguiente, Jack cambia de opinión. ¡Los emprendimientos son un montón de trabajo! Renuncia a AcmeCorp y toma un cómodo trabajo ejecutivo en una empresa tecnológica de las top 500. Jill se queda sola.

Los años pasan. Jill primero trabaja sin sueldo, luego se paga a sí misma una miseria. Ella arranca la empresa, a partir de la consultoría y pasando a desarrollar un servicio web altamente exitoso. A medida que aumenta el personal, emite acciones a sus nuevos empleados, entregando en última instancia medio millón de acciones de la empresa. Eventualmente ella es el CEO de una empresa de 50 personas, ganando un sueldo respetable de 200.000 dólares por año como CEO; casi tanto como Jack está haciendo en su trabajo (sin incluir sus beneficios y bonificaciones).

Cuando la empresa finalmente se vende, es un gran éxito – con una salida de $ 100.000.000. Y esto es lo que sucede.
Por su millón de acciones, Jill recibe $ 40 millones. El medio millón de acciones de los empleados equivalen a $ 20 millones. ¿Y Jack? Él recibe una llamada una tarde en la que se le informa que por sentarse en su trasero durante los últimos cinco años, ahora vale unos $ 40 millones, lo mismo que Jill.

Obviamente algo anda mal con esta imagen. El problema es que las acciones sin vesting son una pésima forma de recompensar el comportamiento. El valor es obtenido en un gran bloque en el inicio, a pesar de que la contribución sea (o no sea) proporcional durante un largo período de tiempo. Esto es como pagar a alguien cuatro años de salario en un solo abono el día de su contratación.

La solución más obvia, es por supuesto, no emitir todas las acciones a la vez, sino que en su lugar, tratar las acciones como un salario – entregarlas en pequeñas partes con el tiempo. Desafortunadamente, esta es una idea terrible. A medida que pasa el tiempo, las acciones se hacen cada vez más valiosas, y el impacto de los impuestos a los fundadores es más y más alto. Además, el strike price, si son opciones, es cada vez más elevado.

Como ya habrás adivinado, la solución es vesting. Si la concesión por adelantado de acciones es un truco para reducir los impuestos, entonces vesting es el truco para el truco. Es el método que mantiene los incentivos alineados. Los fundadores obtienen sus acciones al inicio de un gran golpe, pero la compañía tiene el derecho de comprarlas de nuevo por una cantidad insignificante de dinero (el “pacto de recompra”). Y a medida que pasa el tiempo, ese derecho se erosiona, por lo que el neto es el mismo. La participación de los fundadores crece con el tiempo, mientras sigue permitiendo que el fundador mantenga la propiedad de las acciones desde el punto de vista legal, lo que permite el tratamiento a largo plazo de ganancias de capital, un tratamiento inicial favorable en los impuestos, los derechos de voto, y todo ese jazz.

“Pero espera!” grita el fundador novato. “Si construyo una gran cantidad de valor y vendo la compañía sólo después de un año o dos, pierdo! Mis acciones no serán vested, y voy a salir perjudicado!” Sí joven Padawan, a menos que incluyas la aceleración en tu calendario de vesting. La aceleración es el hack final, que trae a la Fuerza de nuevo al equilibrio.

La aceleración viene en dos sabores. Está la “aceleración en el cambio de control” (también conocida como single-trigger-acceleration), lo que significa que si la empresa se vende, algunas o todas tus acciones son vested. ¡Hurra! Y luego está “la aceleración de doble gatillo”, que significa que si la empresa es vendida, Y estás despedido, entonces algunas o todas tus acciones son vested. ¡Semi hurra!

El primero es obviamente mejor para el acelerado. Pero ten en cuenta que un acuerdo puede ser difícil de lograr si el comprador sabe que todos los incentivos de acciones desaparecen cuando se cierra el trato. La de doble gatillo, o una mezcla entre las dos, es a menudo un buen compromiso para mantener la empresa comercial, mientras que la gente es recompensada por su arduo trabajo. Esto es a menudo un problema para los empleados que se unen más tarde, quienes seguirán vesting cuando ocurra una transacción, y no pueden salir en masa si la transacción se realiza. Por razones de tiempo del ciclo de vida de la empresa, los fundadores suelen ser enteramente vesteado al momento en que ocurre un acuerdo.

En cualquier caso, lo importante es esto: Founder vesting es amigable para el fundador, exactamente lo contrario a lo que mucha gente piensa. Mantiene el equilibrio entre los fundadores que trabajan y que construyen la empresa, y aquellos fundadores ausentes que se salen temprano. Lo quieres. No luches contra él. De hecho, no esperes a que un inversor te diga que lo necesitas – hazlo cuando se incorporen. ¡Sólo recuerda sincronizarlo con la aceleración en el cambio de control!

Y ahora, algunas sugerencias para calendarios de vesting.

  1. Usa un ciclo de vesting de cuatro años para los fundadores, el mismo que probablemente usarás eventualmente para los empleados.
  2. Pon founder vesting en su lugar antes de empezar a recaudar dinero. Los inversores se sentirán impresionados de que sabes lo que estás haciendo. Si tus términos de vesting son razonables, serán aceptados sin discusión. Y cuando estás negociando los términos, es mejor tener menos cosas que te importen en la mesa.
  3. Si hay un “período de prueba”, por ejemplo, las personas que trabajan part-time durante algunos meses, y luego considera un acantilado que expire después del juicio. Eso significa que el primer vesting no ocurre hasta que el período de prueba ha terminado, y entonces tú realizas un vest de una fracción de lo que hubieras recibido de todos modos. Las acciones son la mejor opción para las personas que están totalmente comprometidas, por lo que la acumulación de acciones no debería empezar hasta que el compromiso lo haga. Las excepciones obvias a esto son los asesores estratégicos, quienes sólo estarán parcialmente comprometidos, pero donde ese nivel de compromiso es todo lo que la empresa quiere y necesita.
  4. Si hay un compromiso significativo de recursos antes del acuerdo de vesting, es razonable un “avance rápido” en el acuerdo por una cantidad apropiada. Por ejemplo, si has estado trabajando a tiempo completo durante un año antes de que el vesting esté en su lugar, no sería poco razonable comenzar con la cuarta parte de las acciones que ya ha vesteado y poner el resto en un calendario de tres años.
  5. Las acciones que son en pago por recursos no tienen que ser vest. Por ejemplo, si la empresa se divide 50/50, pero luego un fundador pone 100.000 dólares a cambio de un 10 por ciento, entonces el 10 por ciento que consiga no debe vest. Dado que el valor se entrega por adelantado, también debe serlo la acción. (Corolario obvio: las acciones del inversor son garantizadas de plano y no necesitan ser vested)
  6. Para los fundadores, acelera el 50 por ciento de las acciones restantes que no han sido vested sobre el cambio de control (single-trigger), y el 100 por ciento del resto de doble-gatillo. Esto es razonable y justo, y hace que sea muy poco probable que vayas a dejar mucho valor sobre la mesa.
  7. Es generoso pero no excesivo considerar la aceleración de doble gatillo para todos o algunos de tus empleados. Sin embargo, puedes causar problemas durante fusiones y adquisiciones en el camino. Consulta con tu abogado primero.
  8. Trata de evitar la aceleración en el cambio de control para los no-fundadores siempre que sea posible. No sólo es seguro que causará problemas durante fusiones y adquisiciones (el que adquiere estará preocupado que todos canjeen y se vayan después de la transacción), pero un interesado en adquirir puede hacer cambiar estos términos una condición de un acuerdo, que sólo conduce a algo feo.
  9. Obtén el papeleo legal para tus acuerdos de acciones más temprano que tarde, el reloj está corriendo para iniciar las ganancias de capital. Esto puede ser fácilmente una diferencia de siete dígitos, si les sucede que tienen una salida temprana (pregúntame cómo lo sé).
  10. Presenta tus las elecciones 83 (b) el día de que tu incorporación se realice. Tienes 30 días para hacerlo, y luego estás jodido para siempre. Si no estás seguro de si este es tu caso, consulta con tu abogado. Si él no está seguro, despídelo y contrata a alguien más. Este es uno de los errores más comunes, evitables y caros que los fundadores cometen.
  11. Una última cosa: Los argumentos de founder vesting asumen múltiples fundadores. Si estás solo en tu rol de fundador, es posible que puedas saltarte el founder vesting, y esperar que nadie se de cuenta …
  12. El vesting entre fundadores puede sonar terrible. Pero cuando se combina con una aceleración razonable, es una buena cosa para todos.

Tracción – Brendan Baker, Greylock

Este post, de Brendan Baker, un venture capitalist de Greylock, fue originalmente publicado en Quora, traducido por Magma Partners.

¿Qué es?

Siempre me ha gustado la definición básica de Naval Ravikant: “La evidencia cuantitativa de la demanda del mercado.”

La tracción es la prueba de que alguien quiere tu producto. Idealmente, debe comunicar impulso en la adopción del mercado.

¿Qué funciona?

En términos generales, me parece que la tracción es más convincente en el siguiente orden:

  • Rentabilidad
  • Ingresos
  • Usuarios activos
  • Usuarios registrados
  • Compromiso
  • Asociaciones / clientes
  • Tráfico

Esta es la versión amplia, que sólo se aplica a medias a cualquier emprendimiento ya que todos son distintos. Aquí es donde se pone interesante: usa la evidencia creativamente (y de forma honesta) para contar una historia única de tu momentum.

Cómo hacerlo: algunos ejemplos

Usa números específicos (ej.: 50.000 usuarios registrados) o números de crecimiento (ej.: 30% de crecimiento mensual en usuarios), para comunicar mejor el impulso o momentum. Para realmente lograrlo, incluye un gráfico de tu velocidad de crecimiento (la leyenda dice que la pitch deck de Google era una diapositiva: su crecimiento de usuarios).

Digamos que se trata de un emprendimiento de e-commerce . Es posible que quieras hablar de tu crecimiento en ingresos, el promedio de ventas o márgenes brutos, clientes, el promedio de visitas de retorno por cliente, unidades movidas, etc., así como también algunos números específicos de la industria que probablemente estoy olvidando. Y piensa en el crecimiento.

O un producto consumer internet (ha habido unos pocos muy cool recientemente). Puede que quieras hablar de números puros de usuarios, compromiso de estos usuarios (número de preguntas o respuestas, subida de fotos, tiempo en el sitio, tenidas probadas), viralidad (promedio de invitaciones nuevas por usuario, listas de espera, etc) o asociaciones (las marcas firmadas, tiendas comprometidas, etc).

Digamos que se trata de un producto SaaS freemium para empresas pequeñas. Es posible que quieras hablar de los ingresos, de la conversión a clientes que paguen, los usuarios registrados, el costo de la adquisición de clientes + el valor de vida del cliente, socios de distribución firmados, o si eres realmente creativo, alguna evidencia de valor cuantificable a los clientes. Y siempre considera usar números de crecimiento.

Por último, un tipo más común: Enterprise. Lo que puede funcionar aquí son los ingresos, el número de clientes de la empresa, el tamaño promedio de los contratos (¿en crecimiento?), y tus ventas calificadas en proyecto. Trata de encontrar algún valor downstream y añade un ejemplo, di que tu producto atrae a X de sus clientes o personal, o les ahorra Y% en los costos de marketing mientras mejora sus resultados. Un ejemplo de progreso en tus clientes también puede funcionar bien (‘inició con piloto automático, se trasladó al despliegue completo en las oficinas de Z’).

Trata de ser imaginativo usando la evidencia que funcione mejor para tu negocio, mientras sigas incluyendo los datos que los inversores querrán ver. Asegúrate siempre de que lo que muestres evidencie el momentum, y se honesto.

Tesis de inversión de Magma Partners para Chile y Latinoamérica

En Magma Partners invertimos en los mejores emprendedores que podamos encontrar. Preferimos invertir en un emprendedor increíble con una idea mediocre en lugar de un emprendedor mediocre con una idea increíble. Un emprendedor increíble siempre puede ajustar su idea. También creemos que Magma debe ser capaz de agrega valor directa a cada empresa más allá del dinero. Si nuestra única ayuda fuese el dinero, no tendría sentido para nosotros invertir en un emprendimiento.

Después de haber aprobado las casillas “el emprendedor es increíble” y “podemos ayudarte más allá del dinero”, evaluamos cada empresa en base a ciertos criterios que hemos desarrollado para ver si encaja con el tipo de negocios que creemos que tienen sentido en América Latina.

Estamos publicando nuestra tesis de inversión con la esperanza de impulsar a los mejores emprendedores con empresas ajustadas a nuestros criterios para que vengan a hablar con nosotros, como también para ayudar a nuevos y esperanzados emprendedores a centrarse en las categorías que creemos son las más propensas a producir éxitos en América Latina.

Empresas que permiten a los menos privilegiados acceder a la “buena vida”

La desigualdad de ingresos y la disparidad de la riqueza son dos de los mayores desafíos que Chile y los demás países de Latinoamérica necesitan superar para mejorar sus ecosistemas de emprendimiento. Por ejemplo, según datos del 2011 en Chile el ingreso promedio mensual por hogar era de $800.000 (US$1350) pero sólo el 15% de los hogares superaba dicho umbral mientras que el 50% ganaba menos de $484.000 (US$820). Los otros países de América Latina figuran con datos similares o incluso peores. Estas estadísticas indican que la mayoría de la gente sólo tiene ingresos para sobrevivir y tal vez un poco más. Pagan por sus necesidades básicas y sólo les queda un escaso sobrante para consumir lo que el 15% más afortunado considera como necesidades.

Esto significa que la gran mayoría de chilenos y latinoamericanos no tiene acceso a los productos y servicios que la gente del 15% más acomodado considera lujos básicos, ya sea por falta de dinero, ignorancia o una combinación de ambas.

Magma invierte en empresas que ayudan al 85% de la población a tener acceso a los productos y servicios de la “buena vida” que en la actualidad no puede alcanzar.

Por ejemplo, sólo el 15% de los chilenos va regularmente al dentista, sumado al hecho de que se vende menos de un cepillo de dientes per cápita al año. Es decir, el 85% de las personas no tiene acceso a un servicio que la gente del 15% superior de ingresos considera una necesidad básica. Invertimos en Deenty, una plataforma que conecta a los dentistas con los pacientes a través de la educación y un sistema de clasificación de profesionales, porque queremos ayudar a los chilenos que actualmente no van al dentista, ya sea por ignorancia, miedo o falta de dinero, a tener mejor acceso a la sobreoferta de profesionales del rubro que existe actualmente en Chile.

Otros casos exitosos a nivel latinoamericano acorde con nuestra tesis son Cumplo, empresa que ayuda a las personas a tener mejor acceso a los créditos a tasas más justas, ComparaOnline, la cual ayuda a sus usuarios a obtener los mejores y más baratos planes de seguro y Babytuto, compañía que provee de productos y servicios de alta calidad a precios más económicos para los bebés.

Si tú eres el fundador de una empresa que está ayudando a más personas a acceder a la “buena vida”, nos encantaría hablar contigo.

Empresas que mejoran los procesos de negocio o venden B2B

América Latina cuenta con algunas empresas muy exitosas prestando servicio a sus habitantes. Pero muchas de estas grandes y exitosas empresas no han conocido la revolución de Internet: siguen usando lápiz y papel, hojas de cálculo Excel y procesos de negocio que muchos en EE.UU. o Europa apenas creerían que todavía existen. Como pasa también en el resto del mundo, estas empresas son grandes y pasadas de moda. La gran mayoría incluso no podría adaptar sus procesos de negocio a las realidades de hoy en día. Muchos de ellos han estado protegidos de la competencia global a través de monopolios legales o carteles. Pero eso está cambiando y ahora tienen que competir.

Magma ama invertir en empresas que mejoran los procesos de negocio o toman procesos basados en papel y lápiz y los ponen al día con los tiempos. Un buen ejemplo es Propiedad Fácil, empresa que ayuda a agentes inmobiliarios a manejar su negocio con herramientas de clase mundial, en ella hemos invertido porque se ajusta perfectamente a nuestra tesis de inversión.

Si eres el fundador de una empresa que ayuda a otras empresas a operar de manera más eficiente, nos interesa conocerte.

Empresas que tienen una ventaja de estar en Latinoamérica

Latinoamérica posee ventajas que otros lugares del mundo no tienen. Invertimos en empresas con una clara ventaja competitiva por tener su sede en América Latina. Por ejemplo, invertimos en Thinker Thing porque han sido capaces de crear un increíble equipo de trabajo en Chile a una fracción de lo que costaría en San Francisco o Nueva York. Creemos que tienen una ventaja competitiva enorme por ser un equipo de clase mundial y capaz de funcionar con menos capital del que necesitaría si estuviera basado en otros lugares.

También hemos invertido en Ttanti, una empresa chilena que fabrica relojes artesanales usando madera nativa chilena. Estos relojes son hermosas máquinas que combinan la tecnología suiza con madera de alta calidad del sur de Chile. Creemos que los productos de Latinoamérica pueden no sólo venderse en mercados locales sino también utilizar su atractivo regional para venderse en mercados extranjeros con una clara ventaja competitiva.

Si tu empresa tiene una clara ventaja regional, queremos saber de ti.

Algunos consejos prácticos para los emprendedores chilenos

Perseguir modelos de negocios que requieren de grandes escalas como la mayoría de las redes sociales en EE.UU. es un modelo extremadamente difícil. Pero en América Latina resulta aún más difícil. La base de clientes que poseen suficientes recursos para interesar a las empresas a pagar por publicidad es aún demasiado pequeña. La escasa clase media latinoamericana no tiene suficientes ingresos disponibles para hacer de la publicidad y los modelos de negocio a gran escala algo muy atractivo. Hemos visto algunas compañías interesantes en redes sociales a través de Magma y les hemos aconsejado trasladarse a EE.UU. o Nueva York lo antes posible.

Si eres un emprendedor con una empresa que se ajusta a nuestra tesis de inversión, nos encantaría conocerte. Si eres un empresario evaluando lanzar al mercado tu propia empresa te aconsejamos meditarlo bien y pensar cómo puedes hacer tu empresa atractiva para alguna de nuestras tesis de inversión.

Cuatro Consejos

1.- Divide tu negocio por etapas y comienza por el principio, no pienses todavía en el largo plazo, primero prueba tu producto y si eso funciona pasa a la siguiente etapa. Enfócate al comienzo en el producto básico que puede funcionar en el mercado, superado eso podrás sumarle otros servicios.

2.- Pide la menor cantidad de capital posible que sea suficiente para echar a andar tu negocio, esto tiene una serie de ventajas: te resultará más fácil acceder al capital, no malgastarás los recursos y diluirás menos tu participación. Si has tomado en cuenta el punto 1 anterior te servirá.

3.- Recuerda que echar a andar tu negocio significa rentabilizarlo, no basta con tener muchos usuarios o clientes si no te pagan los costos. Alcanzar el punto de equilibrio es un antes y un después para tu negocio. Si lo alcanzas todo te resultará más simple y las sucesivos aumentos de capital más fáciles de conseguir.

4.- Sé austero en todo momento, si tu negocio alcanza el éxito luego podrás gastar, antes de eso utiliza los recursos exclusivamente en darle un futuro a tu negocio.

Los diez errores más frecuentes que cometen los emprendedores chilenos

Desde que lanzamos Magma Partners he revisado más de 300 solicitudes de financiamiento, la gran mayoría de Chile, otras de Colombia, Argentina, México, EE.UU. y Uruguay.

De estas más de 300 solicitudes, hemos invertido en siete. He conocido algunos emprendedores increíbles y he aprendido de muchos de ellos. Pero la gran mayoría de los emprendedores tienen los mismos problemas que hacen que no podamos trabajar con ellos. Estoy escribiendo este post para tratar de ayudar a aquellos emprendedores que están buscando dinero, para que eviten estos errores y puedan estar más preparados para aceptar una inversión.

1. Pedir más dinero del que necesitan

La mayoría de los emprendedores que hemos conocido –incluyendo algunos en los que hemos invertido en última instancia– cometen el error de pedir más dinero del que necesitan. Muchos vienen a nosotros pidiendo lo suficiente como para manejar su negocio sin tener que preocuparse por unos dos o tres años, en una linda oficina y gastando un enorme presupuesto de marketing tratando de conseguir clientes. Pero antes de tener encontrar el mercado apropiado para su producto –product market fit–, no tiene sentido estar buscando tres años de capital porque tu valorización todavía va a ser muy baja.

La recaudación de fondos es un proceso largo y duro que distrae a los fundadores de hacer crecer su negocio. En una empresa en fase inicial, tu objetivo como fundador debe ser recaudar la cantidad de dinero que necesites para validar rápidamente tu empresa y llevarla al siguiente nivel donde más adelante serás capaz de recaudar una ronda de financiamiento más grande.

2. Pedir dinero para validar la idea

Este error va de la mano con el anterior. Muchos emprendedores están pidiendo dinero antes de haber encontrado el mercado apropiado para su producto. Hoy en día es más barato, rápido y fácil validar una idea que nunca antes. Siempre puedes encontrar una manera de validar al menos parcialmente tu idea. Si aun no has encontrado el mercado adecuado para tu producto, debes levantar la menor cantidad de dinero posible para validar tu lugar en el mercado. Como emprendedor, tus acciones deben ser preciado. A menos que no tengas otra opción, no deberías estar pensando en recaudar más de $5.000.000 hasta que hayas encontrado y validado tu nicho.

Siempre le pedimos a los emprendedores que nos muestren la validación de que el problema que están tratando de resolver es real y doloroso antes de invertir en ellos. No puedo contar las veces que he escuchado “pero si Facebook no hubiera recibido inversiones no habría podido tener éxito”. Muchos emprendedores creen erróneamente que Facebook levantó capital antes de tener su producto en el mercado, cuando en realidad ya tenían a casi todos los estudiantes de Harvard utilizando la página todos los días.

Deberías usar todas las herramientas a tu disposición para levantar una ronda más grande cuando hayas encontrado tu lugar en el mercado y necesites dinero para expandirte.

3. Dejarse engañar por “inversionistas” que no arriesgan su pellejo

Aunque algunos emprendedores han hecho un gran uso del dinero del gobierno, la gran mayoría está utilizándolo para conseguirse un MBA personal en emprendimiento a expensas de realmente construir una empresa. En lugar de fracasar de manera barata y rápida, están fracasando en grande y lentamente, porque el financiamiento del gobierno da a los emprendedores una opción de iniciar un negocio sin arriesgar su pellejo.

El dinero del gobierno no es malo, pero si vas a tomarlo, trata de operar como si tuvieras un 10% del dinero que te llega, para así evitar desperdiciarlo. Por ejemplo, en mi primera empresa boté US$100.000 –que sino hubiesen ido directo a mi bolsillo– en desarrollar funciones que nadie quería y gastos de marketing antes de que tuviéramos el mercado adecuado para nuestro producto. Ese dinero salió directamente de mi bolsillo y esa lección fue tan dolorosa que aprendí a nunca hacerlo de nuevo. Me temo que con el dinero del gobierno la lección está más cerca de pensar “ahh, eso era malo, solicitemos otra línea de financiamiento” en lugar de “yo nunca haré eso otra vez.”

Es muy bueno que los emprendedores tengan la oportunidad de aprender estas lecciones difíciles con la ayuda del dinero del gobierno. El gran problema es que muchos queman el dinero público, no aprenden la lección y siguen buscando más dinero público. Y el ciclo continúa.

Otros vienen a fondos privados pidiendo US$2m+ de valoración porque ya se han conseguido “dinero gratis” o muy barato antes y no quieren levantar una ronda más baja. Para nuestros propósitos, cualquier valoración en la que el inversionista, incubadora o acelerador no tenga su pellejo en juego no es una valoración real.

4. Wantrepreneurs: Emprendedores que no arriesgan su pellejo

Hemos visto un gran número de casos en que los emprendedores quieren levantar dinero para poder renunciar a sus trabajos y pagarse a sí mismos un salario para comenzar su negocio. Esta estrategia es un gran error porque el emprendedor no está asumiendo ningún riesgo personal. Si no arriesgas tu pellejo, no podemos invertir en ti.

Esto no quiere decir que debas renunciar a tu trabajo para empezar. Nos hemos reunido y hemos financiado emprendedores que validaron su negocio mientras mantenían un trabajo a tiempo completo el que sólo dejaron cuando ya habían encontrado y validado el mercado apto para su producto. Esta estrategia es una buena forma si tienes las esposas de oro laburando en un buen trabajo corporativo.

5. La vanidad de levantar capital

Todos los días ves en Twitter, Techcrunch o en diarios las historias de personas que levantan enormes sumas de dinero, por lo que piensas que también deberías hacerlo. Como emprendedor, es fácil dejar que tu ego se interponga en el camino e intentes recaudar US$500.000 o US$1 millón para poder formar parte de las grandes ligas. ¿Pero qué pasa si sólo necesitas US$50.000? ¿O no necesitas dinero en absoluto? He visto a emprendedores venir y pedir US$500.000 dando felizmente un 33% de su negocio a cambio, pero realmente necesitan US$50.000 para llegar a un lugar donde podrían levantar US$500.000 a una valoración mucho más alta más adelante. No caigas en la trampa de la vanidad de levantar capital!

6. Falta de vesting

El vesting es como una póliza de seguro que da a los cofundadores la opción de re-comprar las acciones de la empresa a un precio bajo, previamente acordado, si es que alguien del equipo fundacional quiere irse. Hemos visto varias empresas donde los fundadores que han dejado de trabajar en la compañía todavía tienen acciones. No sólo es una situación mala para los emprendedores que continúan trabajando en la empresa, sino que también hace que sea difícil para nosotros invertir.

7. “Viajé a Silicon Valley y decidí empezar un novedoso startup”

Hemos visto muchos –intentos de– emprendedores que fueron a Silicon Valley y Nueva York para “ver lo que estaba pasando” o para “cachar la onda” o “hacer networking como loco”, y luego volver y tratar de poner en marcha ideas que no tienen ningún sentido en América Latina o Chile. En vez de buscar un verdadero problema por resolver estando en Chile, ven startups de moda en EE.UU. y tratan de iniciarlos acá, aun cuando no resuelven un problema real del mercado.

Ojo: hemos visto y financiado múltiples clones de startups de EE.UU. que efectivamente resuelven un problema real en Chile y América Latina.

8. Ideas que no resuelven problemas reales

Chile está lleno de oportunidades para que emprendedores resuelvan problemas reales, ayuden a la gente y ganen dinero mientras lo hacen, pero en cambio, los vemos tratando de crear cosas que realmente no solucionan los problemas que tienen las personas. Prefieren hacer algo supuestamente ‘innovador’ o novedoso en vez de solucionar un problema real.

9. Modelos de negocio que no tienen sentido en Chile

En Chile el 50% de los hogares ganan menos de $484.000 por mes y 85% menos de $800.000. No hay una distribución de ingresos suficiente para mantener muchos de los modelos de negocio que funcionan en EE.UU. Por ejemplo, la mayoría de las pequeñas empresas no pueden pagar una cantidad significativa de dinero al mes para estar en una plataforma como Yelp, porque simplemente no ganan suficiente como para justificar una inversión así. Echa un vistazo a tu modelo de negocios y asegúrate de que tenga sentido en el contexto latinoamericano.

10. Chantapreneurs: Emprendiendo por razones equivocadas

Hemos visto emprendedores que están emprendiendo por razones equivocadas: para ser parte del ecosistema, porque ser emprendedor es cool, porque quieren ser rockstar o porque quieren ganar mucha plata. Rápido. Y fácil. Al final están emprendiendo para mostrar que son emprendedores, no para resolver un problema. Queremos invertir en personas que están motivadas por resolver un problema doloroso para un nicho específico, no solo por ganar mucha plata o para ser parte de la onda emprendedora, o rockstar. Emprender es duro, así que si te motiva la idea de “ser conocido” por tu emprendimiento, es muy probable que no tengas mucho éxito.

Hay que hacer las cosas bien!

La mayoría de los emprendedores en Chile están intentando de emprender bien, pero probablemente un porcentaje grande están haciendo algo que aparece en nuestra lista y que podrían mejorar. Vamos a seguir publicado consejos para que podamos trabajar juntos para mejor el ecosistema de emprendimiento en Chile.

Vesting: ¿Por qué debería ser lo primero que hagas cuando fundas una empresa?

Vesting es un estándar de la industria en emprendimientos en Estados Unidos, pero a partir de lo que hemos visto, la gran mayoría de las empresas nuevas y las pymes no lo usan en Chile, ya que no han oído hablar de él o no entienden lo que realmente es.

Piensa en vesting como una póliza de seguro para ti y tu cofundador en caso de que las circunstancias cambien después de iniciar tu negocio. Al iniciar un negocio, todo es sol y arco iris. Hablas con tu socio(s) sobre cómo se van a tomar el mundo. Todos están completamente motivados y listos para hacer frente a cualquier problema que surja.

Se ha dicho que tener un socio de negocios es como estar casado, pero sin el sexo. Y todos sabemos que, aunque nadie lo quiere desde el principio, muchos matrimonios terminan. Es exactamente lo mismo con los socios comerciales.

Tienes que pensar en las cosas que podrían salir mal.

  1. ¿Qué pasa si uno de los cofundadores no es la persona que pensabas que era cuando comenzaste el negocio?
  2. ¿Qué pasa si se aburre de la idea?
  3. ¿Y si se va de viaje o encuentra una mejor oportunidad?
  4. ¿Y si se le presenta una oferta de trabajo que simplemente no puede dejar pasar?
  5. ¿Y si se mete con tu novia?
  6. ¿Y si él se casa y no tiene el tiempo que prometió cuando empezó?
  7. ¿O qué pasa si él simplemente no cumple con su parte y es necesario encontrar otro socio?

¿Qué pasa con las acciones de cofundador si cualquiera de estas cosas sucede? Sin vesting, tienes que confiar en la buena voluntad de tu socio para llegar a un acuerdo sobre lo que es justo. Estás confiando en la buena fe y sentido de justicia de tu socio de negocios para poder llegar a un acuerdo. Pero como he visto demasiadas veces para contar, cuando el dinero y el trabajo entran en escena, todo vale. Y es incluso peor si tu socio de negocios es tu amigo.

Veamos un ejemplo de empresa que no tiene vesting:

Dos mejores amigos, Juan y Pedro, fundan una empresa. Cada uno tiene 100 acciones. Los dos están realmente emocionados acerca de iniciar el negocio y ponerse a trabajar. Después de tres meses, Pedro se da cuenta de que es mucho más difícil de lo que esperaba y comienza a ir a la oficina cada vez menos. En cambio, Juan sigue plenamente motivado y trabajando tiempo completo en el proyecto.

Juan le dice a Pedro que se tiene que salir de la empresa debido a que ya no está trabajando. Pedro está de acuerdo con que él ya no está trabajando duro, pero le dice que Juan que tiene que comprarle sus acciones por US$1.000.000 ya que eso es lo que podrían valer en tres años.

Pedro dice que de ninguna manera. Tienen una gran pelea y Pedro deja de trabajar por completo. Juan sigue trabajando en la empresa y Pedro todavía tiene sus 100 acciones sin hacer nada, mientras que Juan trabaja duro para hacer que el negocio sea un éxito. Incluso peor, los antes mejor amigos Juan y Pedro no hablan más porque ambos piensan que estaban actuando de manera honorable y justa.

¿Qué es vesting?

Vesting es simple. Te protege de todas las situaciones anteriores estableciendo un protocolo para hacer frente a estas circunstancias que todos los cofundadores aceptan antes de iniciar el negocio.

En la práctica, da a los cofundadores la opción de comprar las acciones de cada uno en su precio muy bajo, en un calendario establecido, por lo general de tres o cuatro años. Nosotros preferimos un vesting de cuatro años. Cuando este se aplica por igual a todos los co-fundadores, se asegura de que todo el mundo juegue con las mismas reglas y evita problemas a futuro cuando las relaciones se compliquen por tiempo, esfuerzo, propiedad intelectual y lo peor de todo, dinero.

Vesting establece que si un cofundador se va durante el primer año, va a vender la totalidad de sus acciones a su socio(s) a un precio previamente acordado. Si los socios permanecen juntos durante un año completo, el 25% de las opciones de recompra caducan. Esto significa que no importa lo que pase, cada uno tendrán el 25% de sus acciones en la compañía. Esto se llama un acantilado, cliff, de un año, porque no consigues nada hasta que pases el “acantilado”, entonces el 25% de tus acciones son vested.

Para los próximos tres años (36 meses), 1/36ª de las opciones vencerán, lo que significa que si un cofundador deja la empresa después de 1,5 años, conseguiría mantener el 25% de sus acciones (la cantidad vested en el año 1), más 6 / 36avos de la cantidad total.

Después de cuatro años completos, un cofundador puede irse y todas sus acciones son vested. Ver tabla:

Cantidad Vested Mensualmente Cofundador

Cantida Vested Mensualmente Cofundador

Meses 0-12

0.00%

Mes 12

25.00%

Mes 13

27.08%

Mes 14

29.17%

Mes 15

31.25%

Mes 16

33.33%

Mes 17

35.42%

Mes 18

37.50%

Mes 19

39.58%

Mes 20

41.67%

Mes 21

43.75%

Mes 22

45.83%

Mes 23

47.92%

Mes 24

50.00%

Mes 25

52.08%

Mes 26

54.17%

Mes 27

56.25%

Mes 28

58.33%

Mes 29

60.42%

Mes 30

62.50%

Mes 31

64.58%

Mes 32

66.67%

Mes 33

68.75%

Mes 34

70.83%

Mes 35

72.92%

Mes 36

75.00%

Mes 37

77.08%

Mes 38

79.17%

Mes 39

81.25%

Mes 40

83.33%

Mes 41

85.42%

Mes 42

87.50%

Mes 43

89.58%

Mes 44

91.67%

Mes 45

93.75%

Mes 46

95.83%

Mes 47

97.92%

Mes 48

100.00%

Ejemplo de vesting

Aquí está el mismo caso anterior de los mejores amigos Juan y Pedro, pero esta vez con vesting.

Dos mejores amigos, Juan y Pedro, comienzan una empresa. Cada uno tiene 100 acciones y acuerdan un vesting de cuatro años, con un acantilado (cliff) de uno. Los dos están muy emocionados acerca de iniciar el negocio y ponerse a trabajar. Después de tres meses, es mucho más difícil de lo que Pedro esperaba y comienza a ir a la oficina cada vez menos. Juan sigue estando plenamente motivado y sigue trabajando a tiempo completo en el proyecto.

Juan le dice a Pedro que él tiene que salirse de la empresa, ya que ya no está trabajando. Pedro está de acuerdo en que ya no está funcionando. Por su acuerdo de vesting, Juan debe pagarle a Pedro US$10 por acción, US$1000, para volver a comprar sus acciones.

Juan sigue trabajando en la empresa, ahora con 200 acciones, haciendo lo que puede para hacer de su negocio un éxito. Juan y Pedro siguen siendo amigos.

Si Pedro hubiese dejado la empresa después de 18 meses, tendría 25 acciones del primer año, y 12,5 acciones por los seis meses que permaneció durante el segundo año. Pedro tendría que vender sus restantes 62,5 acciones a Juan por la acordada suma de $10 por acción, o $625.

Con vesting te proteges a ti mismo y a tu cofundador de circunstancias imprevistas. En Magma, creemos que debe ser un término requerido en el contrato de operación cuando inicies tu negocio.

Vesting en tu Pacto Accionista

Usamos esta manera de hacer vesting con nuestras compañías. Aqui está nuestra info. Antes de usarlo, por favor habla con tu abogado y toma una decisión propia.

DÉCIMO SEGUNDO: Opción de recompra de acciones 

Las Partes firmantes acuerdan que los Accionistas de [XXX S.A. o SpA] tendrán la opción de comprar acciones pertenecientes a los Accionistas Fundadores, bajo las siguientes condiciones:

11.1.  Son considerados Accionistas Fundadores de la sociedad [XXX S.A. o SpA] los siguientes accionistas: XXX, dueño de XXX acciones íntegramente suscritas y pagadas; XXX, dueño de XXX acciones íntegramente suscritas y pagadas; otros accionistas fundadores.

11.2.  Los Accionistas respectivos tendrán la opción irrevocable de comprar a prorrata de sus participaciones las acciones de cualquiera de los Accionistas Fundadores, en el caso de ocurrir alguno de los siguientes eventos y de conforme a lo que se indica a continuación:

11.2.1.  Si, antes de transcurrido un año calendario desde la firma del presente Pacto, cualquiera de los Accionistas Fundadores renuncia a seguir trabajando en la sociedad o realiza un notable abandono de sus funciones y responsabilidades de acuerdo al voto mayoritario del resto de los accionistas (en adelante “Accionista Incumplidor”), todos los restantes Accionistas tendrán la opción a prorrata de sus participaciones de recomprar por el 100% de las acciones de dicho accionista, lo anterior pagadero en mil (1.000 pesos chilenos) por cada una de las acciones del correspondiente Accionista Incumplidor.

11.2.2.  Una vez transcurrido un (1) año calendario desde la firma del presente Pacto, si cualquiera de los Accionistas Fundadores renuncia a seguir trabajando en la sociedad o realiza un notable abandono de sus funciones y responsabilidades de acuerdo al voto mayoritario del resto de los accionistas (en adelante “Accionista Incumplidor”), el Accionista Incumplidor tendrá el derecho a mantener el 25% de su participación y todos los restantes Accionistas tendrán la opción a prorrata de sus participaciones de comprar el 75% de las acciones de dicho accionista, lo anterior pagadero en mil ($1.000 pesos chilenos) por cada una de las acciones del correspondiente Accionista Incumplidor.

Sin perjuicio de lo anterior, por cada mes o fracción de mes que hubiere transcurrido a contar del primer año, el Accionista Incumplidor tendrá derecho a retener 1/36avo de sus acciones en exceso de su 25% de participación, por lo que en consecuencia los restantes accionistas tendrán derecho a comprar solo el remanente del 75% de participación deducido 1/36avo por cada mes o fracción de mes que hubiere transcurrido a contar del primer año.

Scroll to top