Month: diciembre 2014

Y Combinator y Stanford: How to Startup – Clase 1 Traducida a Español

Sam Altman de YCombinator, la aceleradora mas exitosa del mundo, organizó una clase en Stanford con todo lo que han aprendido acelerando mas de 700 startups. Publicamos el video acá, que originalmente fue publicado en el blog do Sam, y traducimos el texto a español. Puedes ver todas las clases en ingles en el blog de Sam Altman. 

 

Clase 1: Bienvenida, Ideas, Productos, Equipos y Ejecución, Parte 1

Bienvenidos a CS183B. Soy Sam Altman, presidente de Y Combinator. Hace nueve años, yo era un estudiante de Stanford, me retiré para empezar una empresa y durante los últimos años he sido un inversor. En YC, hemos estado enseñando cómo iniciar emprendimientos durante nueve años. La mayor parte es bastante específica a emprendimientos, pero el treinta por ciento es de aplicación general. Por lo que creemos que podemos enseñar ese treinta por ciento en esta clase, y aunque sólo es una parte del camino, espero que sea muy útil.

Hemos enseñado esta clase en YC y todo ha sido sin registro. Esta es la primera vez que gran parte de lo que enseñamos va a ser documentado, incluyendo algunos de nuestros oradores invitados, quienes vendrán y darán las mismas charlas que dan en YC. Hasta ahora hemos financiado 725 empresas, así que estamos bastante seguros de que gran parte los consejos que damos son bastante buenos. Todavía no podemos financiar cada emprendimiento, pero podemos hacer que estos consejos se encuentren disponibles para todos.

Yo sólo estoy enseñando tres. Contando YC, cada orador invitado ha estado involucrado en la creación de una empresa de más de mil millones de dólares. Así que el consejo no debería ser tan teórico, ya que son todas las personas que lo han logrado.

Todos los consejos de esta clase se dirigen hacia personas que inician una empresa en la que el objetivo es el hipercrecimiento, y eventualmente, la construcción de una empresa muy grande. Gran parte de ella no se aplica a otros casos y quiero advertirle a la gente desde el principio, que si trata de hacer estas cosas en empresas que no son emprendimientos, no va a funcionar. Sin embargo, aun debería ser interesante. Realmente creo que los emprendimientos son el camino del futuro y vale la pena tratar de entenderlos, pero sin lugar a dudas que son muy diferentes a las empresas normales. Así que a lo largo de hoy y el jueves, voy a tratar de dar una visión general de las cuatro áreas en las que necesitas sobresalir con el fin de maximizar tu éxito como emprendimiento. Y a lo largo del curso, los oradores invitados van a entrar en cada una con más detalle.
Parte I: Ideas, productos, equipos y ejecución

Las cuatro áreas clave: necesitas una gran idea, un gran producto, un gran equipo y una gran ejecución. Estas se superponen un poco, pero voy a tener que hablar de ellas de forma individual para que tenga sentido.

Puede que igualmente falles. El resultado es algo así como la idea x el producto x la ejecución x el equipo x suerte, donde la suerte es un número aleatorio entre cero y diez mil. Así de elevado. Pero si lo haces realmente bien en las cuatro áreas que puedes controlar, tienes una buena oportunidad de -al menos- lograr cierta cantidad de éxito.

Una de las cosas entretenidas acerca de los emprendimientos es que son un campo sorprendentemente equilibrado. Si eres joven y sin experiencia, puedes hacer esto. Viejo y experimentado, también puedes hacerlo. Y una de las cosas que más me gusta de los emprendimientos es que algunas de las cosas que son consideradas negativamente en situaciones tradicionales de trabajo, como ser pobre y desconocido, son en realidad de gran utilidad cuando se trata de iniciar una nueva empresa.

Antes de pasar al cómo, quiero hablar acerca de por qué deberías empezar un emprendimiento. Estoy un poco indeciso de hacer esta clase porque nunca se debe iniciar emprendimiento por el simple hecho de hacerlo. Hay formas mucho más fáciles para llegar a ser rico y todo el que inicia un emprendimiento siempre dice –siempre!- que no podrían haber imaginado lo difícil y doloroso que iba a ser. Sólo debes empezar un emprendimiento si te sientes obligado por un problema particular y piensas que iniciar una empresa es la mejor manera de solucionarlo.

La pasión específica debe ser lo primero, y el emprendimiento segundo. De hecho, todas las clases que tenemos en YC siguen esta pauta. Así que para la segunda mitad de la conferencia de hoy, Dustin Moskovitz me va a relevar y hablará de porqué empezar un emprendimiento. Nos quedamos tan sorprendidos por la cantidad de atención que recibió esta clase, que queríamos asegurarnos de pasar suficiente tiempo en el por qué.

La primera de las cuatro áreas: una gran idea. Se ha convertido en algo muy popular en los últimos años decir que la idea no importa. De hecho, es poco cool pasar mucho tiempo pensando en la idea para un emprendimiento. Se supone que sólo debes comenzar, tirar cosas contra la pared, ver qué se pega y ni siquiera pasar tiempo pensando en si sería valiosa si llega a funcionar.

Los pivotes se supone que son geniales, mientras más oscilaciones mejor. Esto no está totalmente errado, las cosas evolucionan de maneras que no se pueden predecir, hay un límite a cuánto se puede averiguar sin poner el producto en las manos de los usuarios, y una gran ejecución es al menos diez veces más importante y cien veces más dura que una gran idea.

Pero el péndulo ha oscilado fuera de control. Una mala idea sigue siendo mala y el mundo feliz con las oscilaciones en que estamos en la actualidad se siente poco óptimo. La gran ejecución de una idea terrible no te llevará a ninguna parte. Hay excepciones, por supuesto, pero la mayoría de las grandes empresas comienzan con una gran idea.

Si te fijas en los pivotes exitosos, casi siempre son de algo que los fundadores querían ellos mismos, no una idea creada al azar. Airbnb sucedió porque Brian Chesky no podía pagar el alquiler, pero tenía un poco de espacio extra. En general, sin embargo, si nos fijamos en el historial de pivotes, estos no se conviertan en grandes empresas. Yo mismo solía creer que las ideas no importan tanto, pero ahora estoy seguro de que eso está equivocado.

La definición de la idea -ya que hablamos de esto- es muy amplia. Incluye el tamaño y crecimiento del mercado, la estrategia de crecimiento para la empresa, la estrategia de defensa, y así sucesivamente. Cuando estás evaluando una idea, es necesario que pienses sobre todas estas cosas, no sólo sobre el producto. Si funciona, vas a estar trabajando en esto durante los próximos diez años, por lo que vale la pena pasar un poco de tiempo al principio para pensar en el valor inicial y viabilidad del negocio. A pesar de que los mismos planes son inútiles, el ejercicio de planificación es muy valioso y se encuentra totalmente ausente de la mayoría de los emprendimientos hoy en día.

El pensamiento a largo plazo es raro en cualquier lugar, pero sobre todo en los emprendimientos. Hay una gran ventaja si lo haces. Recuerda que la idea se expandirá y será más ambiciosa a medida que avanza. No necesitas tener todo resuelto en tu camino a la dominación del mundo, pero realmente quieres un buen núcleo para comenzar. Quieres algo que pueda desarrollarse de formas interesantes.

A medida que piensas en distintas ideas, otra cosa en la que vemos que los fundadores se equivocan todo el tiempo, es que necesitas construir un negocio que sea difícil de replicar. Esta es una parte fundamental de una buena idea.

Quiero enfatizar este punto nuevamente porque es muy importante: la idea debe ser lo primero y el emprendimiento segundo. Espera a comenzar un emprendimiento hasta que llegue una idea que te sientas obligado a explorar. Esta es también la manera de elegir entre ideas. Si tienes varias, trabaja en la que pienses más a menudo cuando estés tratando de no pensar en el trabajo. Lo que oímos una y otra vez de parte de fundadores es que desearían haber esperado hasta que se les ocurriera una idea que realmente amaran.

Otra forma de ver esto, es que las mejores empresas se encuentran casi siempre orientadas a una misión. Es difícil obtener el enfoque que las grandes empresas necesitan a menos que se sienta que tienen una misión importante, lo que es por lo general es muy difícil de conseguir sin una gran idea fundacional. Una ventaja relacionada a ideas orientadas a una misión es que tú mismo te dedicarás a ellas. Se necesitan años y años -por lo general una década- para construir un gran emprendimiento. Si no amas y crees en lo que estás construyendo, es muy probable que renuncies en algún momento a lo largo del camino. No hay manera que conozca para seguir a través del sacrificio de un emprendimiento sin la creencia de que la misión realmente importa. Muchos de los fundadores, especialmente estudiantes, creen que sus emprendimientos sólo les tomará dos o tres años, y que luego podrán trabajar en lo que realmente les apasiona. Esto casi nunca funciona. Los buenos emprendimientos suelen tardar diez años.

Una tercera ventaja de las empresas orientadas en una misión, es que la gente fuera de la empresa está más dispuesta a ayudarte. Recibirás más apoyo en un proyecto importante, que en uno poco original. Cuando se trata de iniciar un emprendimiento, es más fácil fundar un emprendimiento difícil que uno fácil. Esta es una de esas cosas contra-intuitivas que lleva a la gente mucho tiempo entender. Es difícil exagerar la importancia de estar motivado en una misión, así que quiero decirlo una vez más: las empresas derivadas, las empresas que copian una idea existente con muy pocas nuevas novedades, no entusiasma a la gente y no obliga a los equipos a trabajar lo suficientemente duro como para tener éxito.

Paul Graham va a hablar acerca de cómo obtener ideas para emprendimientos la próxima semana. Es algo con lo que muchos fundadores luchan, pero yo creo que se puede mejorar con la práctica y definitivamente vale la pena intentar.

La parte más difícil de pensar en grandes ideas, es que las mejores a menudo suenan terribles al principio. ¿El motor de búsqueda número trece, y sin todas las características de un portal web? La mayoría de la gente pensaba que era inútil. Se realizaron investigaciones, y de todos modos, no importaba tanto. Los portales era donde estaba el valor. ¿La décima red social y limitada sólo a estudiantes universitarios sin dinero? También suena terrible. MySpace ha ganado, y ¿quién quiere estudiantes universitarios como clientes? O una manera de quedarse en los sofás de extraños. Eso si que suena terrible.

Todas estas ideas sonaban muy mal, pero resultaron ser buenas. Si hubieran sonado realmente bien, habrían demasiadas personas trabajando en ellas. Como Peter Thiel va a discutir en la quinta clase, quieres una idea que se convierta en un monopolio. Pero no puedes obtener un monopolio de inmediato. Tienes que encontrar un pequeño mercado en el que puedas obtener un monopolio y a continuación expandir rápidamente. Es por esto que algunas grandes ideas de emprendimientos suenan muy mal al principio. Es bueno si puedes decir algo así como: “Hoy en día, sólo este pequeño subconjunto de usuarios va a utilizar mi producto, pero voy a llegar a todos ellos, y en el futuro, casi todos van a usar mi producto.”

Aquí hay un tema que va a surgir bastante: necesitas convicción en tus propias creencias y voluntad para ignorar las palabras negativas de los demás. La parte difícil es que esta es una línea muy delgada. A un lado está lo correcto, y en el otro está la locura. Pero ten en cuenta que si se te ocurre una gran idea, la mayoría de la gente va a pensar que es mala. Y debes estar feliz por eso, significa que no van a competir contigo.

Por eso tampoco es peligroso contarle a la gente tu idea. Las ideas verdaderamente buenas no suenan como que valen la pena robar. Quieres una idea dónde se pueda decir: “Sé que suena terrible, pero eso es justamente por qué es en realidad genial.” Quieres sonar loco, pero al mismo tiempo estar en lo correcto. Y quieres una idea en la que no muchas personas estén trabajando. Y está bien si no suena grande al principio.

Un error común entre fundadores, especialmente primerizos, es que piensan que la primera versión de su producto – la primera versión de su idea – tiene que sonar muy grande. Pero no es así. Tiene que hacerse cargo de un mercado pequeño y específico y expandirse desde ahí. Así es como comenzaron las empresas más grandes. Impopular pero correcto es lo que estás buscando. Quieres algo que suene como una mala idea, pero sea una buena idea..

También te quieres tomar el tiempo para pensar acerca de cómo el mercado va a evolucionar. Es necesario un mercado que va a ser grande en 10 años. La mayoría de los inversores están obsesionados con el tamaño del mercado hoy en día, y no piensan en absoluto acerca de cómo el mercado va a evolucionar.

De hecho, creo que este es uno de los mayores errores sistémicos que los inversores cometen. Piensan en el crecimiento del emprendimiento mismo, no en el crecimiento del mercado. A mi me importa mucho más la tasa de crecimiento del mercado, a su tamaño actual, y también me interesa si hay alguna razón por la que vaya llegar a su tope. Debes pensar en esto. Prefiero invertir en una empresa que está tras un mercado pequeño, pero de crecimiento rápido, que un mercado grande, de crecimiento lento.

Una de las grandes ventajas de este tipo de mercado – estos mercados más pequeños, de rápido crecimiento – es que los clientes suelen estar bastante desesperados por una solución, y van a soportar un producto imperfecto, pero de rápida mejoría. Una gran ventaja de ser estudiante -una de las dos mayores ventajas- es que probablemente tengas una mejor intuición acerca de cuales mercados son los más propensos a comenzar a crecer rápidamente que las personas mayores. Otra cosa que los estudiantes generalmente no entienden, o les lleva un tiempo hacerlo, es que no se puede crear un mercado que no existe. Puedes básicamente cambiar todo en un emprendimiento menos el mercado, por lo que debes realmente pensar para asegurarte -o estar tan seguro como puedas- de que el mercado tras el que vas, está creciendo y está efectivamente ahí.

Hay un montón de maneras de hablar sobre el tipo adecuado de mercado. Por ejemplo, surfear la ola a alguien más, entrar en un ascensor ascendente, o ser parte de un movimiento, todo esto es sólo una manera de decir que deseas un mercado que va a crecer rápidamente. Puede parecer pequeño hoy en día, puede ser pequeño hoy en día, pero tú sabes -y otras personas no- que va a crecer muy rápido.

Así que piensa donde está sucediendo esto en el mundo. Necesitas este tipo de impulso para hacer un emprendimiento exitoso.

Lo emocionante es que hay probablemente más de estos impulsos que nunca antes. Como dice Marc Andreessen, el software se está comiendo el mundo. Está en todas partes, hay tantas grandes ideas. Sólo tienes que elegir una, y encontrar una que realmente te importe.

Otra versión de esto, que se encuentra ligada a la misma idea, es la famosa pregunta de Sequoia: ¿Por qué ahora? ¿Por qué es este el momento perfecto para esta idea y empresa en particular? ¿Por qué no se podía hacer hace dos años, y por qué será demasiado tarde en dos años más? Para las mayoría de los emprendimientos exitosos con quienes nos hemos involucrado, todos han tenido una gran idea y una gran respuesta a esta pregunta. Y si no es tu caso, debes por lo menos sospechar al respecto.

En general, es mejor si estás construyendo algo que tú mismo necesitas. Lo entenderás mucho mejor que si tienes que entenderlo hablando con un cliente para construir la primera versión. Si no lo necesitas tú mismo, y estás construyendo algo que alguien más necesita, date cuenta que estás en una gran desventaja, e intenta establecer una relación cercana con tus clientes. Intenta trabajar en su oficina si es posible, y si no, habla con ellos varias veces al día.

Otra cosa un tanto contradictoria sobre buenas ideas para emprendimientos, es que son casi siempre muy fáciles de explicar y muy fácil de entender. Si te tardas más de una frase en explicar lo que estás haciendo, es casi siempre una señal de que es demasiado complicado. Debe ser una visión claramente articulada en un pequeño número de palabras. Y las mejores ideas suelen ser muy diferentes a empresas existentes, [ya sea] de una manera importante, como que Google es un motor de búsqueda que funcionaba muy bien, y ninguna de las otras cosas de los portales, o totalmente nueva, como SpaceX. Cualquier empresa que es un clon de otra cosa que ya existe, con algún diferenciador pequeño o inventado -como X, un bonito diseño o Y para la gente que le gusta el vino tinto en vez- por lo general falla.

Así que como mencioné, una de las mejores cosas de ser un estudiante es que tienes una muy buena perspectiva sobre nuevas tecnologías. Y aprender a tener buenas ideas toma un tiempo, por lo que empieza a trabajar en eso ahora mismo. Eso es una cosa que escuchamos de la gente todo el tiempo, que desearían haber hecho más como estudiante.

La otra es conocer potenciales cofundadores. No tienes idea de que tan bueno es el entorno en que estás en este momento para conocer gente con la que puedas eventualmente empezar una empresa. Y la única cosa que siempre le decimos a estudiantes universitarios, es que más importante que cualquier emprendimiento en particular es conocer potenciales cofundadores.

Quiero terminar esta sección de mi charla con una cita de 50 Cent. Esto es de cuando se le preguntó acerca de Vitamin Water. No voy a leerlo, está ahí arriba, pero es acerca de la importancia de pensar sobre lo que quieren los clientes, y de pensar en las exigencias del mercado. La mayoría de la gente no hace esto –la mayoría de los estudiantes sobre todo no hace esto. Si tan sólo puedes hacerlo, si tan sólo puedes aprender a pensar sobre el mercado en primer lugar, tendrás una gran ventaja sobre la mayoría de las personas que inician emprendimientos. Y esto es con bastante frecuencia lo que encontramos mal en diversas apps Y Combinator, y es que la gente no ha pensado primero en el mercado y lo que la gente quiere.

Para la próxima sección, voy a hablar sobre la construcción de un gran producto. Y aquí, de nuevo, voy a utilizar una definición muy amplia de producto. Incluye soporte al cliente, la copia que escribes explicando el producto y cualquier cosa que involucre la interacción de tus clientes con lo que creaste para ellos.

Para construir una gran empresa, primero tienes que convertir una gran idea en un gran producto. Esto es muy difícil, pero es de importancia crucial, y afortunadamente, es bastante divertido. A pesar de que siempre hay nuevos grandes productos en el mundo, y es difícil dar consejos sobre qué construir, hay suficientes elementos comunes sobre los cuales podemos dar un montón de consejos de cómo construirlo.

Una de las tareas más importantes de un fundador es asegurarse que la empresa construya un gran producto. Hasta que lo hagas, nada más importa. Cuando los fundadores de emprendimientos realmente exitosos cuentan la historia de sus primeros días, es casi siempre sentados frente a la computadora trabajando en el producto, o hablando con sus clientes. Es así casi todo el tiempo. Hacen poco más, y debes ser muy escéptico si tu asignación de tiempo es muy distinta. La mayoría de los otros problemas que los fundadores están tratando de resolver, como recaudar dinero, conseguir más prensa, contratación, el desarrollo de negocios, etc, son significativamente más fáciles cuando tienes un gran producto. Es realmente importante enfocarse primero en eso. El primer paso es construir algo que a los usuarios les encante. En YC, les decimos a los fundadores que trabajen en su producto, hablen con los usuarios, hagan ejercicio, coman, duerman y hagan muy poco más. Todas las otras cosas que acabo de mencionar -PR, conferencias, reclutar asesores, hacer alianzas- las deberías ignorar, y sólo preocuparte en crear un producto y hacerlo lo mejor posible hablando con tus usuarios.

Tu trabajo consiste en construir algo que a los usuarios les encante. Muy pocas empresas en camino a ser súper exitosas llegan ahí sin hacer esto primero. Una gran cantidad de emprendimientos que son buenos en papel fracasan porque simplemente hacen algo que a la gente no les gusta. Hacer algo que la gente quiere, pero sólo un poco, es una gran manera de fracasar, sin entender por qué estás fracasando. Así que estos son los dos trabajos.

Algo que decimos mucho en YC es que es mejor construir algo que un pequeño número de usuarios amen, a que un gran número de usuarios sólo les guste. Aunque en la práctica, generalmente terminas eligiendo un termino medio. Pero este es un consejo muy importante. Construye algo que un pequeño número de usuarios amen. Es mucho más fácil ampliar a algo que un montón de gente ame, a algo que mucha gente ama a partir de algo que a mucha gente le gusta. Si no consigues acertar en esto, puedes equivocarte en un montón de otras cosas. Si no lo haces correctamente, puedes hacer todo el resto bien, y aun es probable que falles. Así que cuando comiences el emprendimiento, esta es la única cosa en que necesitas preocuparte hasta que esté funcionando.

[Miembro de la audiencia]: ¿Puedes pasar sobre esa diapositiva de nuevo?

Así que tienes una opción en un emprendimiento. Lo mejor de todos los mundos es construir un producto que mucha gente realmente ame. En la práctica, esto generalmente no se puede hacer, porque si hay una oportunidad así, Google o Facebook lo harán. Así que hay como un límite al área bajo la curva de lo que puedes construir. Puedes construir algo que un gran número de usuarios les guste un poco, o un pequeño número de usuarios amen mucho. Así, la cantidad total de amor es la misma, es sólo una cuestión de cómo distribuirlo. [risas de la audiencia] Y hay como una ley de la conservación de la cantidad de felicidad que puedes poner en el mundo con el primer producto de un emprendimiento.

Y así los nuevos emprendimientos siempre luchan con cuál de los dos deberían ir. Y parecen iguales, ¿verdad? Debido a que el área bajo la curva es la misma. Pero hemos visto una y otra vez que no lo son. Y es mucho más fácil ampliar, una vez que tienes algo que algunas personas aman, en algo que un montón de otras personas aman. Pero si comienzas con ambivalencia, o un entusiasmo débil, y tratas de ampliar eso, nunca conseguirás un montón de gente a la que le encante tu producto. Así que el consejo es: encontrar un pequeño grupo de usuarios, y hacer que les encante lo que estás haciendo.

Una manera de saber cuando esto está funcionando, es que vas a obtener un crecimiento de boca en boca. Si consigues algo que la gente ame, la gente le va a contar a sus amigos. Esto funciona para los productos de consumo y enterprise products también. Cuando a la gente realmente le gusta algo, le dirá a sus amigos, y verás un crecimiento orgánico.

Si te encuentras hablando de cómo está bien que no estés creciendo -porque hay una gran alianza que va a venir a salvarte o algo así-, es casi siempre un signo de un verdadero problema. Las ventas y el marketing son realmente importantes, y vamos a tener dos clases dedicadas a ellos más tarde. Un gran producto es el secreto a un crecimiento a largo plazo. Debes obtener ese derecho antes que cualquier otra cosa. No se hace más fácil posponer el hacer un gran producto. Si tratas de construir una máquina de crecimiento antes de tener un producto que a algunas personas realmente les encante, puedes estar seguro de que estás perdiendo el tiempo. Empresas disruptivas casi siempre tienen un producto que es tan bueno, que crece por el boca a boca. En el largo plazo, un gran producto siempre va a ganar. No te preocupes si tus competidores están levantando una gran cantidad de dinero, o lo que podrían hacer en el futuro, ellos probablemente no son muy buenos de todos modos. Muy pocos emprendimientos mueren a causa de la competencia. La mayoría mueren porque ellos mismos fallan en hacer algo que a los usuarios les encante, y gastan su tiempo en otras cosas. Así que preocúpense de esto sobre todo lo demás.

Otro consejo para hacer algo que a los usuarios les encante: empieza con algo sencillo. Es mucho más fácil hacer un gran producto si tienes algo simple. Incluso si tus planes eventuales son súper complejos, y es de esperar que sean, casi siempre puedes empezar con un subconjunto más pequeño del problema que creas que es el más pequeño. Y es difícil construir un gran producto, por lo que quieres comenzar con tan poco área de superficie como sea posible. Piensa en las empresas realmente exitosas y con lo que comenzaron, piensa acerca de los productos que realmente amas. Son generalmente muy simples de usar, y sobre todo empezar a usar. La primera versión de Facebook era casi cómicamente simple. La primera versión de Google era sólo una página web con una caja de texto y dos botones; pero dio los mejores resultados, y por eso a los usuarios les encantó. El iPhone es mucho más sencillo de usar que cualquier smartphone que vino antes que él, y fue el primero que los usuarios realmente amaron.

Otra razón por la que lo sencillo es bueno, es porque te obliga a hacer una cosa extremadamente bien y tienes que hacer eso para hacer algo que a la gente le encante.

La palabra fanático aparece una y otra vez cuando escuchas fundadores exitosos hablar de la forma en que piensan acerca de su producto. Los fundadores hablan de ser fanáticos de la forma en que se preocupan por la calidad de los pequeños detalles. Fanáticos en conseguir la copia que utilizan para explicar el producto a la perfección, y fanáticos en la forma en que piensan acerca de la atención al cliente. De hecho, una cosa que se correlaciona con el éxito entre las empresas de YC es que los fundadores conectan Pagerduty a su sistema de venta de entradas, de modo que incluso si los mensajes del usuario llegan en medio de la noche cuando el fundador está durmiendo, todavía reciben una respuesta dentro de una hora. Las empresas realmente hacen esto hoy en día. Sus fundadores sienten dolor físico cuando el producto es una basura y quieren despertar y arreglarlo. Ellos no envían basura, y si lo hacen, lo arreglan muy, muy rápidamente. Y definitivamente se requiere de un cierto nivel de fanatismo para construir grandes productos.

Necesitas de algunos usuarios para ayudar con el ciclo de retroalimentación, pero la forma en que debes conseguir esos usuarios es manualmente -tienes que ir a reclutarlos a mano. No hagas cosas como comprar anuncios de Google en los primeros días para conseguir los usuarios iniciales. No necesitas muchos, sólo los que te darán retroalimentación diaria, y eventualmente, amarán tu producto. Así que en lugar de tratar de conseguirlos en Google Adwords, reclútalos a mano.

Cuando todo el mundo pensaba que Pinterest era una broma, Ben Silbermann reclutó a los usuarios iniciales charlando con extraños en tiendas de café. Realmente lo hizo, él simplemente caminó por Palo Alto y dijo: “Por favor, ¿puedes usar mi producto?” También solía pasar por la tienda de Apple en Palo Alto, y establecía rápidamente en todos los navegadores la página Pinterest como página inicial, antes de que lo atraparan y lo echaran, (risas) cosa que cuando la gente los veía, decían: “oh, ¿qué es esto?”. Este es un ejemplo importante de hacer cosas que no escalan. Si no has leído el ensayo de Paul Graham sobre el tema, sin duda deberías.

Así que consigue tus usuarios de forma manual y recuerda que el objetivo es conseguir que un pequeño grupo de ellos te ame. Entiende a ese grupo extremadamente bien, consigue acercarte a ellos. Escúchalos y casi siempre encontrarás que están muy dispuestos a darte retroalimentación. Incluso si estás construyendo el producto para ti mismo, escucha a usuarios externos, y ellos te dirán cómo hacer un producto por el que pagarán. Haz lo que necesites para hacer que te amen, y hazles saber lo que estás haciendo. Porque ellos también serán los defensores que te ayudarán a obtener tus próximos usuarios.

Quieres construir un motor en la empresa que transforme la retroalimentación de los usuarios en decisiones de productos. Luego, volver a ponerlo frente a los usuarios y repetir. Pregúntales qué les gustó y qué no, y míralos utilizándolo. Pregúntales qué es lo que pagarían, si estarían realmente fastidiados si tu empresa desapareciera y qué les haría recomendar el producto a sus amigos, y si ya lo han hecho.

Debes hacer el ciclo de retroalimentación lo más cerrado posible. Si tu producto se pone un 10 por ciento mejor cada semana, that compounds really quickly. Una de las ventajas de emprendimientos de software es simplemente lo cerrado que pueden hacer el ciclo de retroalimentación. Puede ser medido en horas, y las mejores empresas suelen tener el ciclo de realimentación más apretado. Debes tratar de mantenerlo por toda la vida de tu empresa, pero es especialmente importante durante los primeros días.

La buena noticia es que todo esto es factible. Es difícil, se necesita mucho esfuerzo, pero no hay magia. El plan es al menos sencillo, y finalmente llegarás a un gran producto.

Los grandes fundadores no ponen a nadie entre ellos mismos y sus usuarios. Los fundadores de estas empresas hacen cosas como ventas y atención al cliente ellos mismos durante los primeros días. Es crítico para conseguir este ciclo grabado en la cultura. De hecho, un problema específico que siempre vemos con emprendimientos de Stanford, es que por alguna razón, los estudiantes tratan de contratar personal de ventas y de atención al cliente de inmediato, y esto tienes que hacerlo tú mismo, es la única manera.

Realmente necesitas utilizar métricas para mantenerte honesto en esto. Es cierto que la empresa va a construir lo que sea que el CEO decida medir. Si estás construyendo un servicio de Internet, ignora cosas como el total de registros -no hables sobre ellos, no dejes que nadie en la empresa hable de ellos- y mira el crecimiento y a los usuarios activos, sus niveles de actividad, la retención de cohortes, los ingresos, las puntuaciones de net Promoter, estas cosas que importan. Y luego, se brutalmente honesto si no van en la dirección correcta. Los emprendimientos viven en el crecimiento, es el indicador de un gran producto.

Así concluimos el panorama general en la construcción de un gran producto. Quiero subrayar una vez más, que si no lo haces correctamente, nada más de lo que hablemos en esta clase importará. Puedes básicamente hacer caso omiso de todo lo demás en la clase hasta que esto esté funcionando bien. Por el lado positivo, esta es una de las partes más divertidas de construir un emprendimiento.
Así que voy a hacer una pausa aquí, vamos a seguir con el resto el jueves, y ahora Dustin va a hablar acerca de por qué deberías comenzar un emprendimiento. Gracias por venir Dustin.
¿Por qué empezar un Emprendimiento?
Sam me pidió que hablara acerca de por qué deberías empezar un emprendimiento. Hay un montón de razones comunes que la gente tiene que escucho todo el tiempo de porque podrías iniciar un emprendimiento. Es importante saber cual es la tuya, ya que algunas sólo tienen sentido en ciertos contextos, y muchas de hecho te llevarán por un mal camino. Puede que hayas sido engañado por la forma en que Hollywood o la prensa le gusta idealizar a los emprendimientos, así que quiero tratar de iluminar algunas de esas falacias potenciales, para que ustedes puedan tomar la decisión de una manera clara. Y luego voy a hablar acerca de la razón que más me gusta para iniciar un startup, y está muy relacionada a mucho de lo que Sam contó. Pero sorprendentemente, no creo que sea la razón más común. Por lo general, la gente tiene una de estas otras razones, o ya sabes, lo que quieren es iniciar una empresa en aras de crear una empresa.

Las 4 razones más comunes, sólo para enumerarlas, son que es glamoroso, podrás llegar a ser el jefe, tendrás flexibilidad, sobre todo en tu horario, y tendrás la oportunidad de tener un impacto más grande y ganar más dinero de lo que puedas ganar uniéndote a una empresa en etapas posteriores.

Ustedes se encuentran probablemente bastante familiarizados con este concepto, cuando escribí el Medium post, que muchos de ustedes leyeron hace un año, sentí que la historia en la prensa fue un poco más desequilibrada y el espíritu emprendedor fue bastante idealizado. La película La Red Social salió y tenía un montón de aspectos malos de lo que se siente ser un emprendedor, pero sobre todo se pintó esta imagen de como hay un montón de fiestas y que terminas moviéndote de una visión brillante a otra, y realmente lo hacía parecer como algo realmente genial de hacer.

Y creo que la realidad no es tan glamorosa, hay un lado feo de ser un emprendedor, y lo más importante, es que en realidad pasas gran parte de tu tiempo en un montón de trabajo duro. Sam mencionó esto, pero básicamente pasas sentado en tu escritorio, con la cabeza hacia abajo, concentrado, respondiendo mensajes de atención al cliente, haciendo ventas y descifrando problemas de ingeniería difíciles. Así que es muy importante que entres con los ojos bien abiertos. Y además, es también muy estresante. Este ha sido un tema popular en la prensa últimamente: The Economist publicó una historia la semana pasada llamada “Emprendedores anónimos”, y muestra uno de los fundadores escondido bajo su escritorio, hablando acerca de la depresión de fundador. Así que es una cosa muy real. Seamos realistas, si inicias una empresa, va a ser extremadamente duro.

¿Por qué es tan estresante? Por un par razones. Una de ellas es que tienes grandes responsabilidades. La gente en cualquier carrera tiene miedo al fracaso, es una parte dominante de la psicología humana. Pero cuando eres un emprendedor, tienes miedo al fracaso en nombre de ti mismo y de todas las personas que han decidido seguirte. Eso es realmente estresante. En algunos casos, hay personas que dependen de ti para su subsistencia, y aun cuando ese no es el caso, han decidido dedicar los mejores años de su vida a seguirte. Así que eres responsable por el costo de oportunidad de su tiempo. Siempre estás de guardia, si surge algo, -tal vez no siempre a las 3 de la mañana, pero para algunos startups eso es cierto- si algo importante se acerca, vas a tener que lidiar con ello. Este es un poco el final de la historia, no importa si estás de vacaciones, no importa si es tu fin de semana, tienes que estar siempre en la pelota y en un lugar mental donde estés preparado para lidiar con estas cosas. Un ejemplo especial de este tipo de estrés es el proceso de recaudación de fondos.

Una escena de La red social: Estos somos nosotros de fiesta y trabajando al mismo tiempo –alguien está desparramando champaña por todas partes-. La película se pasa un montón de tiempo pintando estas escenas. Mark no está en el cuadro, la otra cosa que pasan mucho haciendo es pintándolo como un tremendo idiota.

Esta si es una escena real de Palo Alto, él pasó mucho tiempo en su escritorio, con la cabeza hacia abajo y concentrado. Mark era un poco idiota a veces, pero en una forma más entretenida y adorable, y no como un psicópata despreciable. Así que este es sólo él mostrando su intención de simplemente enfocarse y seguir trabajando, no ser social.
Luego está la escena que muestra el momento de la visión, es algo como sacado de Una mente maravillosa, literalmente le robaron la escena. Les gusta pintar esta escena y saltar de estos momentos a otros, con fiestas en el medio. Pero en realidad, estuvieron en esa mesa todo el tiempo. Si se compara esta foto, Mark está en la misma posición, pero usando ropa diferente, por lo que este es sin duda un día diferente. Esto es lo que es en la realidad. Acabo cubrir esta bala; este es el artículo de The Economist que estaba hablando hace segundo atrás.

Otra forma de estrés es la atención no deseada de los medios. Parte de lo glamoroso es que a veces te dan un poco de atención positiva por parte de los medios; es bueno estar en la portada de Times y ser nombrado la Persona del Año. Es tal vez un poco menos agradable estar en la portada de People con una de las fotos de tu boda. Depende de cómo seas, yo realmente lo odio, y cuando Valleywag analiza tu conferencia y la destroza, no quieres eso, definitivamente no quieres eso. Nadie quiere eso.

Una cosa que casi nunca escucho a la gente hablar es cómo estás mucho más comprometido. Si estás en un emprendimiento, es muy estresante y las cosas no van bien, no estás satisfecho, entonces basta con dejarlo. Si eres uno de los fundadores en cambio, puedes irte, pero es muy poco cool y te deja más o menos un ojo negro por el resto de tu carrera. Por lo que estás realmente comprometido por diez años, si todo va bien, y probablemente como cinco, si no va tan bien. Así que tres años para averiguar que no va bien y luego si encuentras un buen aterrizaje para tu empresa, otros dos años en la empresa compradora. Si te vas antes que eso, nuevamente, eso no sólo te va a perjudicar financieramente, pero va a perjudicar a todos tus empleados. Así que si tienes suerte y tienes una mala idea para un emprendimiento, fallas rápidamente, pero la mayoría de las veces no es tan así.

Debo decir que he tenido una gran cantidad de este estrés en mi propia vida, sobre todo en los primeros años de Facebook estaba muy poco sano, no estaba haciendo ejercicio y sufría de mucha ansiedad cuando tenía veintiuno o veintidós años, lo que es bastante loco. Así que si empiezas una empresa, ten en cuenta que vas a tener que lidiar con esto. En realidad, vas a tener que manejarlo, es una de tus responsabilidades fundamentales. A Ben Horowitz le gusta decir que el papel número uno de un CEO es la gestión de su propia psicología, y es absolutamente cierto, asegúrate de hacerlo.

Otra razón, especialmente si has tenido otro trabajo en otra empresa, es que empiezas a desarrollar este relato: la gente que maneja esta empresa son idiotas, están tomando todas estas decisiones y gastando todo su tiempo de formas estúpidas. Yo voy a empezar una empresa y voy a hacerlo mejor. Voy a establecer todas las reglas.

Suena bien, tiene mucho sentido. Si has leído mi post en los medios, sabrás lo que viene. Les voy a dar una segundo para leer esta cita:

La gente tiene esta visión de ser el CEO de una empresa que empezaron y estar en la cima de la pirámide. Algunas personas están motivadas por esta visión, pero no es en absoluto como se siente.
Cómo es realmente: todo el mundo es tu jefe -todos tus empleados, clientes, socios, usuarios y medios de comunicación son tu jefe. Nunca he tenido más jefes y he tenido que dar cuenta a más personas que en la actualidad.
La vida de la mayoría de los CEOs es rendir cuenta a todos los demás, al menos eso es lo que se siente para mí y la mayoría de los directores ejecutivos que conozco. Si deseas ejercer el poder y autoridad sobre la gente, únete al ejército o entra en la política. No seas un empresario.
-Phil Libin

Esto realmente resuena conmigo. Una cosa a destacar es que la realidad de estas decisiones es matizada. La gente que pensabas que eran idiotas probablemente no lo eran, sino que simplemente tenían enfrente una decisión realmente difícil y a gente tirando de ellos en múltiples direcciones. Así que la cosa más común en la que tengo que gastar mi tiempo y energía siendo un CEO es ocupándome de los problemas que otras personas me traen, las otras prioridades que la gente crea, todo por lo general bajo el formato de conflicto. La gente quiere ir en diferentes direcciones o los clientes quieren cosas distintas. Y yo puedo tener mis propias opiniones sobre el tema, pero el juego en que estoy metido es a quién puedo decepcionar menos y tratando de navegar por todas estas situaciones difíciles.

E incluso en el día a día, puede ser que entre el Lunes y tenga todos estos grandes planes de cómo voy a mejorar la empresa. Pero si un empleado importante está amenazando con renunciar, esa es mi prioridad número uno. Eso es en lo que estoy gastando mi tiempo.
Un subgrupo de “Eres el jefe” es que tienes flexibilidad, que tienes control sobre tu propio horario. Esta es una idea muy atractiva. Así que aquí está la realidad:

Si vas a ser un emprendedor, para ser honesto vas a tener algo de tiempo flexible. Podrás trabajar cualquiera de las 24 horas del día que quieras!
-Fil Libin

Esto también resuena conmigo. Algunas de las razones de esto nuevamente, es que siempre estás de guardia. Así que tal vez no tienes la intención de trabajar todas las partes del día, pero tú no controla cuáles.
Eres un modelo a seguir de la empresa, y esto es muy importante. Así que si eres un empleado en una empresa, es posible que tengas algunas semanas buenas y otras malas, algunas semanas en las que estés bajo de energía y es posible que quieras tomarte un par de días de descanso. Esto es realmente malo si eres un emprendedor. Tu equipo realmente tomará como señal lo que estés trayendo a la mesa. Así que si quitas el pie del acelerador, ellos lo harán también.
Siempre estás trabajando de todos modos. Si eres realmente apasionado de una idea, te va a tirar hacia ella. Si estás trabajando con grandes inversores, si estás trabajando con grandes socios, que van a estar trabajando muy duro, ellos van a querer que tú estés trabajando igualmente duro.
A algunas empresas les gusta contar la historia acerca de cómo también puedes tener tu pastel y comértelo, puedes tener semanas de 4 días de trabajo, y tal vez si eres Tim Ferris puedes tener una semana laboral de 12 horas. Es una idea muy atractiva y funciona en el caso particular de si realmente quieres tener un pequeño negocio para ir tras cada mercado, entonces eres un pequeño empresario, y esto tiene un poco de sentido, pero tan pronto como consigas 2 o 3 personas trabajando, realmente necesitas dar un paso adelante y estar comprometido a tiempo completo.
Vas a ganar más dinero y tendrás más impacto
Esta es la más grande, la que oigo más seguido especialmente de candidatos que aplican a un [?], me dicen “¿Sabes que realmente me gustaría trabajar para empresas mucho más pequeñas o empezar la propia porque entonces puedo tener una rebanada más grande del pastel o voy tener mucho más impacto en la forma en que la empresa opera y más acciones, por lo que también voy a hacer más dinero”. Así que vamos a examinar cuando esto puede ser cierto.

Voy a explicar estas tablas. Son un poco complejas, pero vamos a centrarnos en la primera a la izquierda. Están solamente explicando a Dropbox y Facebook, estas son sus tasaciones actuales y la cantidad de dinero que puedes hacer como el empleado número 100 que entra en estas empresas. Especialmente si eres como un ingeniero relativamente experimentado, que tiene como 5 años de experiencia en la industria, es bastante probable que tengas una oferta que está alrededor de los 10 puntos base. Si te uniste a Dropbox hace un par de años, el lado positivo es que ya te has asegurado como $10M y hay mucho más crecimiento a partir de ahí. Si te uniste a Facebook al un par de años de su existencia, ya has hecho en torno a los $200M de dólares, esto es un número enorme, y aunque te uniste a Facebook como el empleado número 1000 -por lo que te uniste como el 2009- todavía ganas $20M, que es un número gigante. Así es como debes estar creando un sistema de referencia cuando estás pensando sobre cómo lo podrías lograr como un emprendedor.

Moviéndonos a la tabla de la derecha, se trata de dos empresas teóricas que podrías empezar. “Uber para el cuidado de mascotas”, una muy buena idea, si eres realmente adecuado es posible que tengas una buena oportunidad de construir una empresa de $100M, y tu parte es probable que se encuentre alrededor de un 10%; número que sin duda fluctúa mucho, algunos fundadores tienen más de esto, otros mucho menos, pero después de varias rondas de dilución, múltiples rondas de option pool creation es bastante probable que termines aquí. Si tienes más de esto, te recomiendo el post de Sam sobre cómo dividir las acciones entre fundadores y empleados, ya que probablemente deberías estar dando más.

Así que básicamente, si estás extremadamente seguro en la construcción de un $100M -que es pedir bastante-, debe ser evidente que tienes que tener mucha más confianza en Facebook del 2009 o en Dropbox el 2014 que por un emprendimiento que todavía ni siquiera existe, entonces vale la pena hacerlo. Si tienes una idea de 100 millones de dólares y estás bastante seguro de que puedes ejecutarla, la consideraría.

Si piensas que eres el emprendedor correcto para construir “Uber para viajes espaciales”, que es una idea tremenda, una idea de $2B, en realidad vas a tener un muy buen retorno por ella, sin duda debes hacerla, este es también sólo el valor después de 4 años y esta idea probablemente tenga piernas, definitivamente anda tras ella. Si estás pensando construirla es probable que ni siquiera deberías estar en esta clase, sólo tienes que ir a construir esa empresa.

Entonces, ¿por qué esta recompensa e impacto financiero? Realmente creo que la recompensa financiera está muy estrechamente relacionada con el impacto que tenemos en el mundo, si no lo crees repasemos algunos ejemplos específicos sin pensar en absoluto en la equidad.

Así que por qué unirse a una compañía en una fase tardía podría en realidad tener un gran impacto, porque obtienes una fuerza multiplicadora: tienen una de base de usuarios existente, si se trata de Facebook es una base de mil millones de usuarios, si se trata de Google es de mil millones de usuarios, tienen una infraestructura existente sobre la cual puedes construir, lo que es también increíblemente cierto para un emprendimiento como AWS y todos estos proveedores de servicios independientes impresionantes, pero por lo general obtienes una tecnología micro-propietaria y la mantienen para ti, es un muy buen lugar para comenzar. Y llegas a trabajar con un equipo, que va a ayudar a aprovechar tus ideas en algo grande.

Algunos ejemplos específicos, Bret Taylor entró en Google en torno al número empleado 1500 y inventó Google Maps, que es un producto que probablemente usan a diario, yo lo usé para llegar hasta aquí y es utilizado por cientos de millones de personas en todo el mundo. No le hacía falta iniciar una empresa para hacer eso, obtuvo una gran recompensa financiera, pero el punto es nuevamente el impacto masivo.
Mi cofundador Justin Rosenstein se unió a Google un poco después que Brett, él era un PM ahí y sólo como un proyecto paralelo terminó un prototipo de chat que solía ser una aplicación independiente, y logró integrarlo en Gmail como se ve en la parte superior derecha. Antes de que él lo hiciera, como que ni siquiera se podía pensar que podrías conversar a través de Ajax o chatear en el navegador y él solo lo demostró y se lo mostró a su equipo y lo hizo realidad. Este es probablemente un producto que la mayoría de ustedes usan casi todos los días.

Tal vez aún más impresionante, poco después de que Justin se fue y se convirtió algo así como el empleado número 250 en Facebook y lideró un proyecto de hackaton junto con gente como Andrew Bosworth y [?] para crear el botón de Me gusta, este es uno de los elementos más populares en cualquier lugar de la web, cambió totalmente cómo la gente lo usa y nuevamente, no era necesario iniciar una empresa para hacerlo, de hecho, es casi seguro que habría fracasado si lo hubiera intentado porque realmente necesitaba la distribución de Facebook para hacer que funcione.

Tan importante es tener en cuenta el contexto de qué tipo de empresa estás tratando de iniciar, al igual que dónde serás capaz de hacerla funcionar.
¿Cuál es la mejor razón?
Sam ya habló de esto un poco, pero en el fondo no puedes no hacerlo. Eres súper apasionado sobre esta idea, eres la persona adecuada para hacerlo, tienes que hacer que suceda. Entonces, ¿cómo se descompone?

Esto es un juego de palabras, no puedes no hacerlo de dos formas. Una de ellas es que estás tan apasionado con la idea que tienes que hacerla y vas a hacerla de todos modos. Esto es realmente importante, ya que necesitaras de esa pasión para pasar por todas esas partes duras de ser un emprendedor de las que hemos hablado antes. También tendrás que reclutar de manera efectiva, los candidatos pueden oler cuando no tienes pasión y hay suficientes emprendedores por ahí que sí tienen pasión, por lo que mejor trabajan para uno de esos! Así que esto es un juego de mesa para ser un emprendedor. Tu subconsciente también puede notar cuando no tienes la pasión y puede ser un gran problema.

La otra manera de interpretarlo, es que el mundo necesita que lo hagas. Esto es validación de que la idea es importante, que va a hacer un mundo mejor, por lo que el mundo la necesita. Si no es algo que el mundo necesita, anda a hacer algo que el mundo necesite. Tu tiempo es realmente valioso, hay un montón de buenas ideas por ahí, tal vez no sea tuya, tal vez es una empresa ya existente, pero mas vale que trabajes en algo que vaya a ser bueno.

La segunda manera de interpretar esto es que el mundo te necesita a ti para hacerlo. Eres de alguna manera realmente adecuado para este problema. Si esto no es así, puede ser una señal de que tu tiempo estará mejor gastado en otro lugar. Pero en el mejor de los casos si esto no es cierto, compites con el equipo para quien es cierto y es un resultado subóptimo para el mundo, lo que no se siente muy bien.

Así que llevando esto a mi propia experiencia en Asana, Justin y yo éramos emprendedores renuentes antes de que fundamos Asana, estábamos trabajando en Facebook y estábamos en un gran problema. Trabajábamos básicamente todo el día en nuestros proyectos normales y luego por la noche seguíamos trabajando en este gestor de tareas interno que se utilizaba en la empresa y era simplemente porque estábamos tan apasionados con la idea, era tan claramente valiosa que no podíamos hacer otra cosa.

Y en algún momento tuvimos que tener la dura conversación de, ¿qué significa si en realidad no empezamos esta empresa? Pudimos ver el impacto que estaba teniendo en Facebook, y estábamos convencidos de que era valioso para el mundo. También estábamos convencidos de que nadie más iba a construirlo, el problema había estado por un largo tiempo y sólo seguíamos viendo soluciones graduales, por lo que considerábamos que si no se nos ocurría la solución que pensamos fuera la mejor, quedaría un gran valor en la tabla. No podíamos dejar de trabajar en ella y, literalmente, la idea en sí latía fuera de nuestros pechos y obligándose a sí misma en el mundo. Y creo que eso es realmente la sensación que debes buscar cuando inicias una empresa, así es como sabes que tiene la idea correcta.

Voy detenerme aquí. Voy a poner algunos libros recomendados.
Gracias.

Sonrisas Colectivas: Programa Social de Deenty

En Chile, un 70% de la población no tiene acceso a dentistas. Esto es raro si sabemos que en el país hay dentistas para atender a más de 40 millones de personas (somos 17 millones de chilenos). Sin tener que escuchar nada más, decidimos apoyar a Luis Felipe Rodríguez y Alejandro Matamala y su teoría de cómo poder hacer que más chilenos tengan la oportunidad de ir al dentista.

Cuando invertimos hace seis meses, Deenty tenía servicios para los chilenos que ya van al dentista y para los que no van pero tienen los recursos para poder ir si quisieran, y los fundadores estaban buscando otras formas de dar acceso a las personas con menos recursos y que más lo necesitan. Nosotros siempre pensamos que un emprendimiento debería ganar plata y ayudar a los demas, así que apoyamos su visión.

Esta visión se convirtió en realidad en Sonrisas Colectivas, plataforma de crowdfunding que nace con el objetivo de financiar colectivamente tratamientos dentales para personas que no cuentan con los recursos para costear sus tratamientos. Pero el esfuerzo no llega solamente hasta ahí. Felipe, Alejandro y el resto del equipo han llevado el concepto de colectivo un paso más allá, involucrando no sólo a personas y empresas, sino que también al entorno social de la persona afectada y a los dentistas que realizaran los tratamientos, logrando que no existan honorarios por su tiempo de trabajo (Pro bono). Es decir, es muy simple, buscan recolectar el dinero necesario para cubrir el porcentaje faltante de los costos del tratamiento, ya que el resto de los costos se logran pagar gracias a la gestión de Deenty con el dentista.

En menos de una semana ya lograron financiar el tratamiento de la primera persona y sabemos que puede seguir funcionando. Es por eso que si estas pensando en un regalar algo esta navidad, qué mejor que regalar una sonrisa a alguno de los pacientes!

Francisco, Diego y yo donamos para que 15 niños de bajos recursos puedan tener su primer tratamiento dental. Los invitamos a sumarse a apoyar esta iniciativa para que más pacientes como la Señora Elcira puedan volver a sonreír! Haz tu donación ya y aporta sonrisas para Chile!

Scroll to top