E-Commerce en Brasil: El centro de comercio electrónico de América Latina

Brasil es un gran protagonista global en la industria del e-commerce, siendo el único país de latino america que se encuentra dentro del top 10 del mercado de retail electrónico del mundo. A pesar de la reciente recesión económica que golpeó a Brasil, la industria de e-commerce creció un 11,5% en el año 2017 y se espera que un auge del 10% para este año 2018. Si bien estas estadísticas muestran una significativa caída del 28% de crecimiento en este mercado obtenida el 2013, es seguro decir que este ejemplo sudamericano del e-commerce seguirá dominando la región en el futuro.

El tamaño de Brasil ha sido un arma de doble filo para su industria del e-commerce. Por un lado, cuentan con un tamaño aproximado de 140 millones de usuarios de internet en un país con una densidad de 211 millones, lo que presenta un enorme mercado para esta industria. Por el otro lado, y muy parecido a Argentina, Brasil enfrenta una engorrosa situación con las logísticas de envío y los altos impuestos a la venta, lo que entorpece el crecimiento de este sector productivo.

Sin embargo, el ánimo que se tuvo en la sexta conferencia anual de “E-Commerce Brazil” fué muy optimista, con muchos retailers viendo a este país como una gran oportunidad más que un reto. Más del
52% de los compradores brasileños ven los productos online antes de comprar, y ese número crece con el tiempo.

Como resultado, Brasil no ha pasado desapercibido para los gigantes del mundo en esta industria. Por ejemplo más de la
mitad de los ingresos de MercadoLibre global vienen de aquí. En octubre del 2017, Amazon cumplió con su promesa de expandir sus operaciones en este país.

Si bien Amazon ha estado vendiendo libros en Brasil desde el 2012, este ha añadido productos eléctricos a sus ofertas junto con una política de devolución sin inconvenientes, la cual tiene a los otros minoristas tambaleándose. Tanto MercadoLibre y la brasileña Netshoes sufrieron en el mercado de acciones luego de que Amazon anunciara su lanzamiento en el mercado.
Aún así Netshoes, una tienda de deportes online muy popular en el país, logró lanzar su IPO de US$157M en el 2017. Alibaba, la cual ha estado operando desde el 2014 en Brasil, ha estado ofreciendo opciones de crédito para ayudar con los pagos en su página.

Dado el gigantesco potencial en el mercado de e-commerce brasileño, docenas de startups locales han aparecido en los últimos 15 años en esta industria.
Dafiti es una tienda online de zapatos y retail general con oficinas en Sao Paulo lanzada en 2010 que fue lanzada el año 2010, y que desde entonces se unió con Rocket Internet’s Global Fashion Group en una fusión con un valor estimado a US$1B+.

En el año 2012, la startup brasileña Baby.com.br fué votada como la Startup del año y ahora es considerada la plataforma de venta de productos de bebé lider en America Latina. Con tantas opciones disponibles en Brasil, la empresa Buscape ayuda a los compradores online a comparar las diferentes opciones web. Además esta startup fué adquirida por Naspers en el año 2009 por un monto de US$342M.


Los emprendedores brasileños están tomando ventaja del fuerte crecimiento en esta industria, permitiendo además a la gente a tener un mejor acceso a tiendas online de forma doméstica.

Muchos brasileños se enfocan más en sitios nacionales, básicamente porque el uso de tarjetas de crédito trae consigo muchos problemas. Todos los pagos internacionales están sujetos a un 6.38% de impuesto, lo cual es suficiente para desincentivar al público local de comprar en Amazon o Alibaba. Además estas tarjetas sólo se facilitan en Reales, lo que implica que los e-commerce internacionales tienen que resolver el cómo convertir esta divisa si es que quieren operar ahí.

Los pagos online siguen siendo el gran desafío para la industria del e-commerce brasileño. La mayoría de las personas de ahí no tienen tarjetas de crédito internacional. El 90% de los compradores online no tienen su propia tarjeta de crédito por lo que pagan a través de un banco llamado Boleto Bancario.

De hecho, Boleto Bancarios es el método de pago online más populares en Brasil, generando el
25% de todas las transacciones. Tal y como una transferencia bancaria, los clientes pueden pagar con bancos de efectivo, farmacias participativas o ATMS, para luego enviar prueba del pago a la compañía. Comúnmente, a estos bancos les toma de 2 a 3 días poder procesar los pagos, lo que genera una disminución en la productividad del negocio.

Las actuales tendencias muestran que en los e-commerce brasileños las compras móviles (m-commerce) y el marketing en redes sociales son la clave para llegar a los consumidores. Más del 22% de las compras en Brasil vinieron de smartphones en el 2016, superando el 12% del 2015. Hoy en día el 40% de la población (81.4 millones de personas) usa los servicios de internet móvil, y se tiene pronostica que aumente a más del 50% para el 2021.

Brasil tiene una fuerte presencia en las redes sociales, y muchos retailers consideran que este medio está en el top 3 de las estrategias de adquisición de clientes en la región. Con más de 90 millones de usuarios en el país, existe una amplia oportunidad para aplicar marketing digital.

Brasil está más que preparado para mantenerse a la cabeza del mercado de e-commerce de latino américa, venciendo a México y Argentina, primordialmente por el tamaño de su mercado, su historia de gigante en el e-commerce y nuevas innovaciones en la reducción de barreras logísticas y de pago.

Aunque los problemas con los pagos y la logística siguen suponiendo una traba para la industria, la llegada de Amazon y Alibaba a Brasil habla de la importancia regional que tiene el país en esta materia. Si bien el mercado brasileño decae, la industria de e-commerce continúa dando que de hablar, permitiendo que retailers tanto nacionales como internacionales puedan enfocarse en las redes sociales y móbiles para estar al tanto de las tendencias del consumidor brasileño.

Scroll to top