Fred Wilson: Burn Rate en Español

Este post de Fred Wilson de Union Square Ventures fue originalmente publicado bajo del nombre Burn Rate en MBA Mondays de su blog AVC. Traducido por Magma Partners.

Los Lunes de MBA están de vuelta después de una semana de descanso. Hoy vamos a hablar de la burn rate, o la burn rate de efectivo para ser más específico.

Tu burn rate es la velocidad a la que baja tu saldo de caja. Si tenías $ 1mm en efectivo el 1 de enero, y ahora es 1 de octubre y te quedan $ 250.000, el burn rate es $ 750.000 / 9, o $ 83.333/mes. Sólo para estar perfectamente claros, los $ 750.000 en este cálculo es la cantidad de dinero que se ha ido por la puerta ($1mm menos 250.000 dólares es $ 750.000). Y 9 es el número de meses que han transcurrido (enero a septiembre son nueve meses).

Es el 1 de octubre y te quedan $ 250.000, y tu burn rate es de $ 83.333 por mes. Entonces, ¿cuántos meses de dinero en efectivo te quedan? Bueno, ahora que sabes tu burn rate, eso es fácil. Toma la cantidad de dinero que te queda ($ 250.000) y divídelo por tu velocidad de combustión ($ 83,333 / mes), y el resultado son tres meses. Al final del año, te vas a habrás quedado sin dinero.

Ese es el punto de saber cuál es tu burn rate. Si tuvieras fondos ilimitados, el burn rate sería un número irrelevante. Pero nunca he visto una empresa con dinero ilimitado. Así que emprendedores, CEO’s, y CFO’s deben saber siempre cuánto dinero en efectivo tienen, y si están quemando efectivo deben saber la velocidad a la que su saldo de caja (cash balance) está bajando. Y, por supuesto, deben saber la fecha en que se les acabará el efectivo.

Si tu empresa es altamente rentable y está escupiendo efectivo (como Apple), entonces todo este asunto no es tan importante. Pero las empresas pueden pasar de ganancias a pérdidas muy rápidamente, a causa de una mala economía o una transición del ciclo del producto o alguna otra mala fortuna. Y cuando esto sucede, la burn rate puede llegar a ser muy importante muy rápidamente. Así que tener un sentido del balance de efectivo y la estructura de gastos es siempre una buena idea.

El cálculo del burn rate mostrada arriba es lo que yo llamo el ” método de la parte posterior del sobre”. Puedes hacerlo en una reunión de la junta, una reunión de pitch, o en un coche conduciendo por la autopista (cosa que hice el martes pasado), siempre y cuando tengas dos fechas en el tiempo y el saldo de caja en ambas fechas (suponiendo que no ha habido una financiación en medio).

Pero hay una forma más sofisticada de calcular el burn rate. Mira tus gastos mensuales en tu estado ingresos. Súmalos, y luego mira cualquier desembolso de dinero en efectivo para gastos de capital u otros usos regulares de dinero en efectivo en el balance general y estado de flujos de efectivo. Suma todos estos desembolsos de efectivo mensuales. Esta es el burn rate bruta” (“gross burn rate”). Entonces te fijas en los ingresos, o incluso mejor, en los recibos de dinero de los ingresos. Incluye todo el efectivo entrante que estás seguro que puede contar todos los meses. Resta esto de el burn rate bruta y tienes el burn rate neta. Esta debe ser la cantidad de dinero que tu negocio está quemando cada mes.

Cada vez que tengo una versión de este cálculo más sofisticada, hago una comprobación con el método de la “parte posterior del sobre”, sólo para asegurarme de que están en el mismo estadio. Si un CFO reporta a la junta que la empresa tiene una velocidad de combustión neta de $ 100,000/mes, pero que el saldo de caja ha bajado $ 1mm en los últimos cinco meses, es una señal de que algo no está bien. Y entonces tienes que cavar más profundo.

Al hacer estas “inmersiones más profundas” a menudo te encuentras con “gastos de una vez”. “Bueno, tuvimos que desembolsar un enorme depósito en febrero que fue un gran éxito para sacar provecho” o “nuestros honorarios legales del contrato con IBM fueron un gran golpe a la caja en junio”. Pero mi opinión, si una empresa tiene grandes “gastos de una vez” cada un mes o dos, en realidad no son de una vez. El cálculo del burn rate necesita una provisión por este tipo de cosas.

Las burn rate puede cambian con bastante rapidez. Si los ingresos están aumentando más rápido que los gastos consistentemente mes a mes, la velocidad de combustión va a bajar. Y por una buena razón – la empresa se encuentra cada vez más cerca de hacer dinero, que es de lo que todo esto se trata al final del día. Las burn rates también pueden ir en la otra dirección si los gastos están aumentando más rápido que los ingresos, o si no hay ingresos. Los cálculos de el burn rate deben tener en cuenta el hecho de que estas no son constantes. Si tu burn rate está subiendo, desde $ 83.333 por mes a $ 100.000, entonces los $ 250,000 que te quedan no van a durar tres meses. Sólo podrían durar 2 1/2 meses. Asumir una burn rate constante puede ser muy peligroso. Siempre ten en cuenta si tu velocidad de combustión va subiendo o bajando y incluye este hecho en tu análisis.

La mayoría de los emprendimientos queman dinero durante un tiempo. Algunos durante un tiempo muy corto. Pero muchos otros durante un período más largo. Durante ese período de consumo de efectivo, es critico mantener una estrecha vigilancia sobre el saldo de caja (cash balance), la velocidad de combustión y fecha para cobrar (cash out date). Te dirá cuando necesitas recaudar dinero nuevamente (por lo menos seis meses antes de que te quede sin dinero en efectivo, por favor!). Y te dirá cuánto estás invirtiendo mensualmente en tu empresa. Estos son números importantes que debes saber, para interiorizarlos y poder operar con ellos.

Scroll to top